Connect with us

Noticias

Abbey Road 50, 3era parte y final: Abbey Road por dentro

Published

on

Tercera parte (de tres) del inicio de los festejos por el 50 aniversario del lanzamiento del disco Abbey Road.

Primera parte: la foto, la senda https://rockishere.com/abbey-road-50-1era-parte-la-foto-afuera-en-la-senda/

Segunda parte: Abbey Road, el disco https://rockishere.com/abbey-road-50-2da-parte-el-disco/

El día 8 de agosto de 2019, fecha en que se conmemoraron los 50 años del dia en que el fotógrafo escocés Ian Macmillan tomó la celebérrima foto de tapa del álbum de The Beatles pudimos ingresar a disfrutar de una lectura sobre la historia de los Estudios Abbey Road a cargo de los autores del libr(az)o Recording The Beatles, Brian Kehew y Kevin Ryan. The Studios that Became a Legend, la lectura, se brindó en el mismisimo Estudio 2 que los cuatro de Liverpool hicieron su cuartel general durante la dorada década de los años 60.

La entrada al edificio se realizó a partir de las 7PM y una hora después llegó la impecable charla que giró sobre la enorme historia y legado de los Estudios con un repaso década por década con énfasis -obvio- en la obra de The Beatles (al fin y al cabo por ellos estában casi todos allí y son los que pusieron el lugar en el mapa de la historia), pero hay que reconocer alguna pequeña ayudita de Pink Floyd y otros amigos.

Abbey Road normalmente está cerrado al público, por lo que esta fue una rara oportunidad para entrar en la famosa casa. Estas charlas exploran la extraordinaria historia y la vida actual de los estudios y tienen lugar en el emblemático Studio Two, hogar de innumerables grabaciones emblemáticas de The Beatles, Pink Floyd, Kate Bush, Oasis, Radiohead, y más. Por primera vez en la historia, además, los huéspedes tuvieron la oportunidad de acceder a la famosa Studio Two Echo Chamber.

Brian Kehew y Kevin Ryan exploran el legado de innovación de los estudios, desde el patentamiento del sistema estéreo hasta la invención de numerosas técnicas de grabación utilizadas en todo el mundo hoy en día. También cubren la rica experiencia de los estudios en bandas de sonidos de películas o de video games y muestran cómo se han utilizado para grabar algunas de las músicas de películas más grandes jamás hechas incluyendo Star Wars, la trilogía El Señor de los Anillos, las películas de Harry Potter, las películas de El Hobbit, Gravity, The King’s Speech, Black Panther y la ganadora del Oscar The Shape of Water. Sonidos que suelen grabarse en el enorme Estudio número 1 de Abbey Road.

En esa hora libre que fue de 7 a 8PM, pudimos recorrer el estudio 2, la cafetería del complejo, y sitios -como la Echo Chamber o el anexo a la sala de control- donde los Fab 4 empezaron a experimentar y ampliar los límites de la sala de dicho estudio #2, cuando comenzaron a buscar sonidos diferentes a los que podían lograr dentro de sus paredes. El recorrido y la espera por las charlas, matizado por música beatle registrada en ese mismo lugar, le daba al sitio el toque perfecto.

La Camara de Ecos: Durante varias décadas, hasta principios de la década de 1970, las tres cámaras de eco de Abbey Road fueron responsables de casi todos los efectos de reverberación creados en los famosos estudios. La cámara Studio Two en particular fue utilizada en cada álbum por los Beatles y en la mayoría de las grabaciones de los primeros Pink Floyd (Astronomy Domine es un ejemplo) – típicamente como parte de una configuración más elaborada que incluía el efecto S.T.E.E.D. de Abbey Road. Un ejemplo de su uso en Paperback Writer: La disposición instrumental de parada y arranque de este clásico de los Beatles de mediados del período de su carera discográfica ofrece una gloriosa oportunidad de escuchar el efecto de reverberación/retardo del Estudio Dos-más-S.T.E.E.D. en voces totalmente aisladas – escuchar el descanso vocal a las 0:48 del tema-
La adición del sutil pero notable bucle de retroalimentación S.T.E.E.D. no sólo alargaba la cola de reverberación más allá de las restricciones físicas de la cámara de eco sino que creó un efecto único que es a la vez completamente natural, debido a la real reverberación física de las paredes de la cámara, pero también creativo de una manera no alcanzable por la cámara por sí solo.

Dentro del #2, se exhiben varios artefactos e instrumentos, muchos usados por casi todo músico que pasó por allí- incluyendo los teclados utilizados en Time (de Pink Floyd), Lady Madonna, The Fool On The Hill o A Day In The Life y durante la charla se invita a cuatro personas a tocar en ellos el acorde final del gigantesco tema que cierra el disco Sgt.Pepper’s Lonely Hearts Club Band y la piel de gallina se hace presente al escuchar el exacto mismo sonido que produjeron en 1967 en ese mismo lugar, con la vibracion final incluida, pero abreviada.

Con Rock Is Here Tours tuvimos la chance de ingresar con varios invitados que disfrutaron a full del día. Uno de ellos, Javier Parisi, el actor y músico conocido como el John Lennon nacido en la ciudad argentina de Lanús, y que fuera elegido por la propia familia de John para representarlo en una futura obra teatral basada en la vida de Cynthia Lennon, vivió con nosotros otro momento soñado a todos los que ya viene viviendo en Inglaterra, con residencia musical incluso en The Cavern de Liverpool.

El próximo fin de semana será la última de las lecturas, con las pocas entradas disponibles totalmente vendidas.

BONUS TRACK: A los asistentes a las charlas se les dió una oportunidad exclusiva de poseer una pieza verdaderamente única de la historia de Abbey Road: un ladrillo original salvado de la pared del Estudio Dos durante la construcción de dos nuevas cabinas de aislamiento en 2016.

Con solo 210 disponibles en el mundo, estos ladrillos increíblemente raros y de edición limitada son un objeto de coleccionista perfecto para cualquier fan de Abbey Road y de esta manera fue ofrecido a los asistentes:

“Estos ladrillos originales estaban en su lugar en el Studio Two desde el momento en que Abbey Road abrió sus puertas por primera vez en 1931 y han sido testigos de la creación de algunas de las grabaciones más importantes a lo largo de la historia de la música, así como innumerables innovaciones en tecnología de grabación .

Studio Two es sin duda el estudio más icónico del mundo, habiendo sido el lugar de nacimiento de la música que ha tenido el mayor impacto en la cultura popular. Desde Rubber Soul, Sgt Pepper and The White Album hasta The Dark Side of the Moon y Abbey Road. Desde The Beatles, Pink Floyd, The Hollies y Cliff Richard hasta Kate Bush, Oasis, Radiohead y Ed Sheeran, Studio Two ha acogido a los mejores artistas que han definido a cada generación. Las paredes del Studio Two están impresas con las ondas sonoras de estos icónicos artistas, por lo que este espacio sigue inspirando a los músicos a ofrecer su mejor trabajo hasta el día de hoy.

La adición de las dos cabinas de aislamiento en 2016 hacen que Studio Two sea más flexible para los requisitos de grabación modernos, respetando la integridad y el estado venerado del estudio. Durante las obras de construcción, que fueron aprobadas por English Heritage, retiramos cuidadosamente más de 500 ladrillos, de los cuales sólo 210 estaban en una sola pieza. Luego los limpiamos y restauramos cuidadosamente para que el patrón único de ranura del ladrillo Studio Two sea inmediatamente reconocible. Presentado sobre una base de roble macizo, cada ladrillo se numera individualmente y se suspende en varillas de acero dentro de una caja de acrílico. Esta hermosa pieza de la historia acústica viene en embalaje exterior de lujo, incluyendo una caja cubierta de tela con imágenes de archivo de Studio Two en los paneles interiores, junto con un certificado de autenticidad.

Los primeros 20 ladrillos serán regalados a varias organizaciones benéficas de música cerca de los estudios, que están haciendo un trabajo excepcional. Esto significa que sólo 190 de estos artículos de coleccionista únicos permanecen para la venta privada. Cada ladrillo ha sido bellamente empaquetado para que usted pueda mostrar. Queríamos confiar estos artefactos a verdaderos fans y custodios de nuestra historia…”

Para Tours de Rock en Londres, Manchester y Liverpool, consultanos o escribí a info@rockishere.com

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Noticias

MÚSICA, TODOS Y CADA UNO DE LOS DÍAS

Published

on

Hoy 22 de noviembre está instaurado como el Día de la Música. Mientras la historia de porqué se celebra hoy en honor a Santa Cecilia es un poco confusa -además de ser infinitamente cruel (ver https://musicaclasica.com.ar/por-que-se-celebra-cada-22-de-noviembre-el-dia-de-la-musica/ ) la música es para la mayor parte del mundo sinónimo de alegría, de ganas de disfrutar… de ser acompañado por algo más. Cualquiera puede tener un intérprete, una canción o un disco que sabe que va a templar su espíritu si las cosas no van bien, o realzar su felicidad si tiene algo que festejar. La música es terapéutica.

Pero estamos en una crisis.

Reconozco que mi pasión por ella a veces me juega malas pasadas y me pongo un “poco nervioso” cuando veo/escucho -sobre todo en algunos lugares- cómo se la bastardea en pos de una política comercial muy perversa que se aprovecha de la confusión y facilismo en la que está metida mucha gente, a la que se la bombardea con intérpretes (me cuesta decirles artistas, productos les queda mejor) que deforman violentamente no solo idiomas sino que no hay manera de detectarles una melodía. El caballito de batalla de muchos que quieren justificar a muchos de los productos actuales en ciertos movimientos musicales “nuevos” es decir en voz alta este cliché: “cuando apareció Elvis o explotaron The Beatles también se los criticaba por “ser la novedad”.

Bueno, hay una diferencia: eran MÚSICOS. Como eran y son millones de artistas que aspiran a que su música se disfrute y no que solo se consuma. Hay infinidad de excelentes músicos que están ahí -incluso en las apps de streaming de las que hablo más adelante-, esperando que los descubras, pero su tarea es titánica porque claro, hoy la industria apunta a lo pasatista más que nunca, y tiene cómo hacerlo llegar a las masas.

Gracias a -o sumado- a la comodidad en la que se encuentra gran parte de la población mundial, ya no se necesita salir en busca de canciones porque simplemente tiene que activar su smartphone y abrir una app. Pero escuchar, SENTIR como se debe la música, creo yo, pasa por otro lado, salvo que tengas un poder de concentración impresionante. Ojo, no digo que es inútil: a las tecnologías no hay que descartarlas porque sí, de hecho, son medios importantes para conocer y para incluso pasar un buen rato. Pero que lo inmediato, lo urgente, no nos tape lo importante. Y es que si AMÁS la música, a la larga, le dedicas tiempo no solo apretando un par de botones y dejándola sonar. Parece que todo tiene que ser rápido, fugaz, breve, descartable… toco y me voy.

Por supuesto, no todos tienen ganas -algunos dicen tampoco tener tiempo y puede ser así, en muchos casos- de poner un disco y sentarse a desmenuzarlo, quizás con una copa de algo rico. Y al fin y al cabo, también está bueno si conectas tu celular a una base que te permita escuchar música con amplitud. Antes, la gente escuchaba música por radio y no tenía manera de mejorar eso pero así y todo, había ansias de sentir. Las historias de cómo muchos artistas buscaban las emisoras piratas (caso Radio Luxemburgo) y hacían todo tipo de movimientos cuasi gimnásticos para estabilizar la antena y detectar esas radios donde pasaban sonidos maravillosos que muchas otras radios “legales” no pasaban, son legendarias y explicativas.

(Dicho sea de paso ¡qué otro medio extraordinario es la radio!).

Hoy, con tantas facilidades, te haces haragán. El facilismo nos hace menos exigentes y si bien cualquier streaming, o un Spotify sirven para CONOCER, repito, sin entrar en mayores gastos nuevos o antiguos sonidos -la música nunca debiera ser considerada vieja porque pasó porque sino te privarías de conocer a Mozart, Beethoven o Bach- no alcanza para desarrollar una cultura musical. Por muchos motivos. Entre ellos, disfrutar de una mejor experiencia sonora.

Eso sin contar cuánto más le aporta a un creador, que atesores un vinilo o un CD o un audio DVD (o BluRay) en lugar de reproducir millones de veces un tema hasta que le de algo de beneficio económico al artista. El artista debe poder sustentarse para poder crear.

Ir a ver a una banda en vivo, meterse en una disquería a comprar un disco es además todo un acontecimiento digno de ser vivido, y si se comparte, mucho mejor. Pero claro, hay que moverse.

Decía de “ponerme nervioso” ante la manera de mostrar la música que tiene la industria hoy en día. Mucha gente se deja abrazar por lo que le imponen casi salvajemente. Hay dos dichos contra los cuales lucho desde que tengo memoria. Uno es “sobre gustos no hay nada escrito” y eso es otra cosa de la que se agarra el “facilista”, poniendo a la misma altura a un Chopin o a un Bowie o un Piazzolla que a otros de nombre menos… “ELE-gantes” si ustedes me entienden.

Ese facilismo al “oir” música es el equivalente a cualquier falta de entrenamiento. Si no “entrenás” tu oído, va a quedar atrofiado. Como la panza cuando dejas los trabajos abdominales.

Y cómo te llena una buena canción…

El otro lema es “la música de mi época era mejor”. Como si cuando la gente que pronuncia esa frase estuviera muerta al pronunciarla. ¿Tú época es solamente cuando sos joven? ¿El presente no es “tu época”? Bueno, lo lamento por vos, porque además de lo que te perdés solo por creer que la música anterior o posterior a “tú época” era mejor simplemente porque apareció en “tú época” (cuando eras joven) es notable. Eso sin empezar a hablar de egos, por creer que justo en “tú época” los planetas se alinearon justo con ella para que la música fuera la más genial. Lo dejo para tu analista.

Y también dejo este par de videos de una entrevista a Sting que creo son reveladores. La música es ARTE y debe ser tratada y disfrutada como tal.

Chicos: indaguen, sean curiosos. Escuchar buena música siempre va a ser más genial que escuchar una berreta. No se queden solo con lo que les ponen adelante.

Y hay otro dicho que dice “que el árbol no te impida ver el bosque”. Contra éste no lucho.

Marcelo Lamela

Continue Reading

Noticias

VUELVEN LOS TOURS DE QUEEN EN LONDRES

Published

on

A partir de este diciembre 2022, vuelven los tres tours de Rock Is Here & Queen en Londres.

Distintos barrios, distintas historias… mismo final.

En el Queen Tour con énfasis en la zona de Soho y Covent Garden vemos varios sitios relacionados con lugares de grabación, teatros, sitios de videos y varios más, y de allí nos trasladamos a la zona de Earl’s Court para culminar en uno de los sitios más emocionantes de la historia del Rock en la Capital Inglesa: Garden Lodge, el lugar -su casa- donde Freddie Mercury dejó este mundo.

En el Queen Tour con énfasis en la zona de Kensington vemos varios de los lugares mencionados en la película Bohemian Rhapsody, terminando también en la famosa mansión del cantante.

Y finalmente, tenemos un mix de esos tours para que vean sitios en ambos barrios. Éste dura aprox tres horas contra dos de los anteriores que por supuesto, también se pueden hacer en continuado, teniendo un total de caminata de alrededor de cuatro horas.

Consulten precios y promociones en info@rockishere.com y también pueden echar un vistazo previo en www.rockishere.com/rock-tours

Continue Reading

Noticias

TOURS DE ROCK EN ESPAÑOL EN LONDRES

Published

on

Ya estamos tomando reservas por la totalidad de tours de rock en español en la capital inglesa (ver https://rockishere.com/rock-tours/ ) para diciembre 2022, y enero y febrero 2023.

Recordamos que hasta la fecha y por razones de disponibilidad estuvimos solamente tomando el memorable Tour del Soho Londinense, el más solicitado durante este 2022.

A partir de diciembre vuelve el resto de los recorridos.

Continue Reading