The Kinks celebrará el #LolaDay este 12 de junio, exactamente a 50 años del lanzamiento de éste, uno de sus singles más famosos y de la música británica, compuesto por el enorme Ray Davies.

Grabado en Morgan Studios de Londres durante los primeros meses de 1970, la inspiración precisa de Lola ha sido discutida durante cada una de estas cinco décadas, pero es seguro decir que vino de algún lugar de las fiestas hedonistas de Londres de las que los hermanos Davies fueron entusiastas habituales y en este caso en el barrio del Soho de la capital inglesa. Siempre con evasivas, los Davies no nos terminan de confirmar si Lola, era una Lola o no ya que como dice la canción “caminaba como una mujer, pero hablaba como un hombre”.

“Recuerdo haber entrado en una tienda de música en Shaftesbury Avenue cuando estábamos a punto de grabar Lola”, recuerda Ray Davies. “Me dije: “quiero obtener un sonido de guitarra realmente bueno en este disco, quiero una Martin “. Y en la esquina tenían este viejo Dobro de 1938 que compré por £ 150. Los puse juntos en Lola, que es lo que hace ese sonido clandestino: la combinación de la Martin y el dobro con una fuerte compresión”.

Además del género de Lola, otra controversia surgió cuando la BBC prohibió la reproducción del tema por una razón diferente. La canción original grabada en estéreo tenía las palabras “Coca-Cola” en la letra, pero debido a la política de BBC Radio contra la publicidad de productos, Ray Davies se vio obligado a hacer un vuelo de ida y vuelta de 6000 millas desde Nueva York a Londres y de nuevo en 3 de junio de 1970, interrumpiendo la gira estadounidense de la banda, para cambiar esas palabras a la genérica “cherry cola” para el lanzamiento individual, que también se incluye en varios álbumes recopilatorios.

El 12 de junio, los fanáticos podrán “Lolafy” sus propias fotos con diez pegatinas personalizadas del sitio web oficial de The Kinks, mientras que varios artistas estarán cubriendo el single durante todo el día on line.

Elige tu moneda
GBP Libra esterlina