When I'm Seventy-Eight

Por Marcelo Lamela

En Inglaterra ya es 18 de junio y Paul McCartney cumple años. Hace rato pasó la edad de aquella canción que grabara cuando aún no había cumplido los 25 (y que había compuesto bastante antes, cerca de los -sí- 15) y en la que se preguntaba si cuando cumpliera 64 su compañera seguiría alimentándolo y necesitándolo. (When I'm Sixty-Four, 1967)

Y ya entrando en la fecha aquí en Gran Bretaña, Macca llega a los 78, nada menos. Vuelan los malditos años.

No es ninguna novedad para quienes me conocen si digo una vez más que si hay un músico que realmente me puede es él. Multiinstrumentista y multifacético cantante además es (por suerte) incansable desde el punto de vista de ofrecer a sus fans distintos tipos de creaciones (musicales, editoriales, visuales, etc). Un workaholic. Eso sí, de todas sus reconocidas aptitudes hay una que sobresale del resto casi sin esforzarse, y eso que si solo fuera un tipo que se dedicara a cantar o tocar un instrumento X, seria admirado de todas maneras: sus composiciones lo ponen en un pedestal único. Oratorios, ballets, musica ambiental y las más grandes joyas del Rock and Pop de todos los tiempos son algunas de sus impecables credenciales.

La mayoría de sus grandes canciones -diversas, eclécticas, de melodías perfectas- son más que conocidas. Por eso hoy, en el día en que cumple 78 añitos decidí preparar un playlist que incluya un gran porcentaje de algunas que no fueron masivas -o al menos hits millonarios que suenen todos los días en las radios de todo el planeta, como suele suceder- pero que están buenísimas igual. Por supuesto que alguna de ellas te va a obligar a decir "bueno, ésta tan oscura no es", pero también hay que tener algo en cuenta: las melodías de McCartney parecen ser parte de nuestro ADN y son tan accesibles hasta siendo complejas y es porque tiene un don natural que las hace casi clásicas a la primera escucha.

Al margen, por si alguno se le escapa, Paul, antes de su carrera solista o con Wings, también fue parte de una bandita llamada The Beatles. Digo, para no olvidarnos de ningún detalle menor. El tracklist incluye un par de temitas que compuso para ella en los dorados años 60, aunque seguramente no las que te esperás.

Basta de palabrería, lo que importa es la música de Sir Paul, Macca para los amigos.

El "Felices 78 Macca" playlist:

Nota: me hubiera encantado poder incluir Girl's School -una preferida, un rockazo- en el listado de Spotify pero hete aquí que no se encuentra aún subido a la plataforma, por lo que la incluyo al final con un link a YouTube. DISFRUTEN.

Bonus track:

Dejar un comentario