Space Monkeys: Modern Actions

Finalmente este primer d√≠a del a√Īo 2020 apareci√≥ el nuevo disco de Space Monkeys: su tercer √°lbum Modern Actions.

La primera review corresponde a Even The Stars de Manchester y aqui te presentamos un resumen de ella. Con cierto orgullo mostramos el video del primer tema que hab√≠a presentado la banda el a√Īo pasado, que incluye en voces secundarias (la voz del loco) a quien les escribe. Un orgullo ser parte de la nueva entrega de una banda que exuda melod√≠as de calidad.

Marce Lamela

Dice Even The Stars: Este es un disco que se extiende desde la creaci√≥n de la banda en los d√≠as posteriores al final de la era Madchester y el oto√Īo despu√©s de los veranos de amor y un sonido moderno m√°s fresco. Es un registro que grita paz y amor desde las entra√Īas, celebra la vida y la amistad y la gente que se une – una ant√≠tesis a la malignidad que se filtra a trav√©s de la sociedad a medida que entramos en 2020.

Hay algo sobre Space Monkeys y sus √°lbumes. Su segundo √°lbum Escape From The 20th Century, grabado en 1998, qued√≥ atrapado en la desaparici√≥n de Factory Records y permaneci√≥ in√©dito hasta 2013. Modern Actions originalmente estaba programado para ser lanzado a trav√©s de una campa√Īa de Pledge Music antes de que ese negocio quebr√≥ en medio de acusaciones de negligencia financiera grave. Space Monkeys se reagrup√≥ y ahora est√°n auto-liberando el √°lbum, sus primeras grabaciones completas en m√°s de dos d√©cadas. La existencia de Modern Actions es un triunfo en s√≠ mismo, la m√ļsica misma revela m√°s victorias.

Si se piensa en cualquier posible mal sentimiento persistente sobre Escape From The 20th Century, los quince segundos de la pista del t√≠tulo de Modern Actions los extinguen para siempre – es un extracto de Tony Wilson hablando de Manchester – ¬ęManchester tiene un sentido de sentimiento, un gran vocabulario de vestido moderno, de acciones modernas, la m√ļsica es la m√ļsica del momento y existe aqu√≠¬Ľ

A medida que sus palabras a√ļn resuenan, entra Denise Johnson para el comienzo de We Are Together, con el tipo de voces de soul gospel que vivieron en tantos rellenos de la pista de baile del apogeo de Factory. Sin embargo, esto no es un registro que vive en esas glorias pasadas – se necesita el enfoque mismo mancuniano de tomar prestados los mejores bits de otras cosas y juntarlos para crear algo m√°s grande que la suma de sus partes. Sus gloriosos sonidos de sintetizador / teclado dan un ambiente del verano del amor mientras que las letras gritan desde los tejados declarando ¬ęnunca cambiar√°s el color de nuestras almas, porque estamos juntos, somos uno, nuestro amor brillar√° .

Hay un lado m√°s reflexivo en el √°lbum tambi√©n. Black Mirror es m√°s restringido musicalmente y se ocupa del sentido de alguien que se ve a s√≠ mismo como el √ļnico en el mundo – ¬ęsi sientes que has estado varado en el lado oscuro de la luna, a un mill√≥n de millas de casa¬Ľ – y tratando de poner tu brazo alrededor de ellos para entender. Porque hablar es importante, porque no siempre puedes ver a alguien sufriendo – ¬ęcuando miras dentro de un espejo negro y lo que ves es tu alma y las paredes se est√°n acercando y has perdido el control¬Ľ.

Esa reflexi√≥n contin√ļa en Soft Machine, mientras Richard reflexiona que ¬ęme dejaste el coraz√≥n en nitroglicerina¬Ľ, pero con la sensaci√≥n de que no va a ser derrotado mientras declara ¬ęnunca matar√°s a esta mariposa¬Ľ mientras los sintetizadores revolotean alrededor de un ritmo de bater√≠a que corre a trav√©s de la canci√≥n, tomando el control lentamente a medida que la canci√≥n avanza.

Hay una sensaci√≥n m√°s euf√≥rica en Born To Ride y Yesterday’s Rain.

Red Flag proporciona cincuenta segundos que rompen un poco el álbum, con referencias a la Casa Blanca, el padre, el hijo y el fantasma sagrado antes de que las guitarras vuelen al comienzo de Remedy y el tono del álbum cambie. Tiene un borde más difícil, evocando recuerdos de Gimme Shelter de The Rolling Stones en un momento dado. Submarine fue la primera canción revelada de las sesiones para el álbum y aquí encaja perfectamente, el verso se va edificando sobre un gran coro antes de que al final se utilice inteligentemente samplers de voces para dar a la canción un borde real y mucha tensión.

El álbum concluye con Shadows Of The Sun, una balada de piano influenciada por los Beatles que vuelve a ocuparse del escapismo, instando al oyente a vivir su vida y aprovechar las oportunidades, porque un día nos iremos. En el disco no hay temores de hacer referencia a influencias o pedir prestados soundbites o líneas de otros en contexto y al hacerlo hace de Modern Actions un disco inmensamente accesible que te agarrará en la primera escucha y mantendrá tu atención enseguida. Está lleno de corazón, alma y sudor y lágrimas genuinas del norte.

Comments are closed.