Lindsey Buckingham ha demandado a su banda por incumplimiento de contrato verbal. Según LB, Fleetwood Mac llegó a un acuerdo con la promotora Live Nation para organizar una gira de conciertos por Norteamérica en la que cada miembro de la banda ganaría hasta más de 12 millones de dólares.

En ese momento, la banda eran Buckingham, Christine McVie, John McVie, Stevie Nicks y Mick Fleetwood.

Contraria a la opinión del resto de Fleetwood Mac, que quería comenzar la gira en agosto de 2018, el histórico miembro Buckingham pidió que el tour empezara en noviembre, ya que quería promocionar antes su último disco solista “Solo Anthology: The Best of Lindsey Buckingham”.

Pocos días después, siempre según el relato de Buckingham, el resto del grupo decidió expulsarle de la banda y emprender la gira sin él. El anuncio oficial se hizo en abril.

Según informa Plásticos y Decibelios, “el músico acusa en su denuncia a sus ex-compañeros, entre otros asuntos, de incumplimiento de contrato verbal, incumplimiento de obligaciones fiduciarias e interferencia intencional con potencial beneficio económico.” Buckingham aseguró que trató de solucionar sin éxito estas diferencias entre ellos, y defendió que el grupo era su prioridad por encima de su carrera en solitario.

Nada parece indicar que todo se solucione “pacíficamente”.

 

Elige tu moneda
GBP Libra esterlina