Por Marcelo Lamela

Toda banda de rock tiene un primer concierto y casi todas, un primer disco. O muchas de ellas al menos.

Iron Maiden no es la excepción, por supuesto. Si bien estamos en el año del 40° aniversario del disco debut (del álbum llamado como la misma banda, editado en abril de 1980) pocos meses antes ya habían lanzado un EP que hoy es una especie de Santo Grial para sus fans. Y que cuesta como tal. Pero al final de la nota volvemos a él. Y en breve a través de esta página y de www.mariskalrock.com vas a tener más detalles de la celebración por los 40.

La primera vez en vivo:

En cuando a su primer show en vivo, en el diario personal de Steve Harris, (fundador de la Doncella, su bajista, principal compositor y uno de los dos únicos que aparecen en todos sus álbumes -el otro es el guitarrista Dave Murray-) deja en claro el lugar, su opinión de cómo les fue… y hasta cuánto cobró la banda. Acá lo tienen:

Ese primero de mayo de 1976, Iron Maiden formó con Steve Harris, Paul Day, Dave Sullivan, Ron Matthews y Terry Dance. Pronto comenzarían los cambios de personal, en algunos casos por idas intempestivas de los miembros (al fin y al cabo todavía era una banda de adolescentes), en otros por falta de calidad musical o de actitud en el escenario y en otros por, exacto, diferencias artísticas. Mientras algunos deseaban un sonido más punk o de rock clásico, el jefe (léase Harris) comenzaba a componer canciones cada vez más complejas, motivado por su amor al rock progresivo (su mismo diario muestra cómo al día siguiente de su segundo show – el primero en una de las futuras “casas” de Maiden, el pub Cart & Horses- fue a presenciar un recital de Genesis).

Como sea, los cambios fueron muchos, los shows tambien, independientemente de quiénes estuvieran en el line-up y aun hoy, Iron Maiden es un grupo que parece que vive de tour en tour.

Veamos el lugar donde se produjo entonces, el 1er show de la Doncella de Hierro. St Nicks (Nicholas) Church Hall en Poplar, Londres.

La primera vez en disco: The Soundhouse Tapes

Hablaba antes de un EP -o un single de 3 canciones- que hoy es un artículo de colección absoluto: se llama The Soundhouse Tapes, la primera vez de Iron Maiden en vinilo. La grabación se produjo entre el 30 y el 31 de diciembre de 1978 en los Spaceward Studios de la ciudad de Cambridge.

Los miembros del grupo sabian que para conseguir cada vez más shows, tener un disco que mostrar podria ser una excelente llave para abrir puertas. Deciden entonces grabar en Cambridge tras un concierto, un EP. Las canciones elegidas fueron “Prowler”, “Invasion”, “Iron Maiden” y “Strange World” . A pesar de las £ 200 que les salió la grabación, éste último tema decidieron dejarlo fuera del disco por considerar que el sonido no era lo que sus fans merecían y de hecho, cuando meses después planeaban hacer unas regrabaciones sobre lo ya hecho, el estudio había borrado las cintas. No lo podían creer. Cuando fueron a buscar los masters, les quisieron cobrar unas £ 50 que no tenían, y cuando las tuvieron, el estudio ya los había borrado para grabar a otros artistas encima.

Deciden lanzarlo así, en estado bien rústico, en noviembre de 1979, y en forma independiente (5000 copias editadas). Esos temas, recordemos, registrados la primera vez que Iron Maiden ingresaba a un sala de grabación, no son los que aparecieron en el disco debut en 1980. Para esa oportunidad grabarían nuevas versiones. Nota: Invasion es el único de los temas de The Soundhouse Tapes que no incluirian en el disco debut.

Iron Maiden estaba formada aquel fin de año de 1978 con Paul Di’Anno en voces, Dave Murray – guitarra, Paul Cairns – guitarra (pero no aparece en los créditos – ver video debajo donde se ve un comentario del mismo Paul en You Tube), Steve Harris en bajo y Doug Sampson en batería.

¿Y porqué The Soundhouse Tapes? Harris y Murray le llevaron una cinta del demo a un DJ llamado Neil Kay que se presentaba en un club de heavy metal llamado The Bandwagon Soundhouse y éste lo promocionó tan bien que empezó a ser conocido con ese nombre. Explicación sencilla. Además sirvió para que un tal Rod Smallwood se interesara como para ser su manager, cosa que logró. Él les conseguiría contrato con EMI poco después.

El disco anduvo excelentemente, vendiendo 3000 de los 5000 ejemplares en una semana y pronto la banda empezó a tener pedidos de grandes cadenas disqueras por decenas de miles. Los muchachos se mantuvieron firmes y decidieron que sería una traición a sus fans -que habián pagado por tener algo casi dedicado a ellos- lanzar el disco masivamente. Hoy, es un ítem casi inconseguible, al menos a un precio al alcance de todos, y las ediciones piratas han estado activas. Incluso hay páginas que aclaran con lujo de detalles cuales son las copias y cuáles los originales observando las marcas de matrices en el vinilo, pliegues de la funda, etiquetas y hasta una publicidad casera que podía venir (o no) dentro del sobre del disco, ya que hay mucho por analizar si no quieren pagar (y caro) por algo que no es.

Acá les muestro una copia de mi colección personal. La misma es una réplica aparecida hace unos pocos meses. Según Discogs.com es una edición no oficial de tan solo 500 ejemplares de vinilo emitida en 7 colores diferentes (sumando 500 en total). Mi disco es transparente, aunque el de 1979 era standard negro. Al momento de escribir ésto, una copia original de The Soundhouse Tapes supera las £ 1000 de valor.

Ya leiste, ya viste, ahora escuchá The Soundhouse Tapes:

Acá tienen el audio completo del EP incluyendo una versión del tema Strange World, grabado en las mismas sesiones pero no incluído en el disco.
Maiden en vivo en uno de sus lugares de residencia, The Ruskin Arms -hoy cerrado- cuatro años después de aquel primer concierto, siendo casi amateurs
Elige tu moneda
GBP Libra esterlina