Por Marcelo Lamela

“No temas, la isla está llena de ruidos / sonidos y músicas dulces, que deleitan y no hieren. / A veces, mil instrumentos vibrantes / resuenan en mis oídos, y en ocasiones voces / que si me despertara tras un largo sueño / me harían volver a dormir; y entonces, dormido, / soñaría que las nubes se abrían y mostraban riquezas / que caerían sobre mí de tal forma que, al despertar, / lloraría por soñar otra vez”.

Una mejor definición de la Isla de Gran Bretaña -en este caso, de su musicalidad- no podría venir de otro que no fuera William Shakespeare. O tal vez sí, teniendo además la isla tantos poetas y escritores mundialmente reconocidos, pero Willy es sin dudas el ícono de las letras inglesas y en La Tempestad nos hace pensar que estaba en lo cierto. Con ver los mapas de este relativamente “pequeño” lugar mostrando las zonas -aproximadas, en algunos casos- de varios de los muchos artistas de Rock & Pop nacidos acá, tenemos que darle la razón: está llena de ruidos.

La variedad y calidad es asombrosa: el lugar es como una musical y mágica Disneylandia para el rockero.

Un gran ejemplo relativamente contemporáneo del orgullo y la potencia de la música británica -y de su poderío comercial- se mostró claramente en la Apertura y Clausura de los Juegos Olímpicos de Londres del 2012: la genial puesta en escena a cargo de Danny Boyle se basó en ella: pletórica, eufórica y rebosante de buen gusto, clase y sonidos maravillosos, con artistas de todos estos tiempos, vigentes, clásicos, impecables. Dentro de un marco soberbio, esos “ruidos” de Shakespeare tomaron vida en cientos de instantes emotivos y sónicos. Si tienen la oportunidad de conseguir el box set que mostramos en la imagen debajo, por favor, no lo duden: verán allí ésto de lo que les estoy hablando. Y verán, además, a Kenneth Branagh recitando la famosa frase de Shakespeare con el que comencé esta nota, metido dentro de una escenografía para el recuerdo.

De alguna u otra forma -en vivo, en video, en coreografías, en imágenes y sonidos, aparecen (casi) todos los que llenaron el planeta de sonidos durante todas estas décadas pasadas.

A descubrir y mostrar la riqueza e historia de la música Rock de Inglaterra -con sus tres ciudades quizás más representativas en este sentido, Londres, Liverpool y Manchester- es a lo que nos dedicamos en Rock Is Here. Desde el lanzamiento de LONDRES: LA GUIA DEFINITIVA PARA CONOCER LOS LUGARES HISTÓRICOS DEL ROCK hasta las entretenidas caminatas en Tours por esas tres ciudades recorriendo los sitios hechos eternos para la historia del movimiento, nos ocupamos de conocer cada rincón de tu pasión y a mostrártelos.

Cada día, apasionados buscan las riquezas sonoras de este país y los acompañamos a encontrarlas, con los ojos y los oídos bien abiertos.

Porque estos ruidos, claramente, te deleitan y no hieren.

Elige tu moneda
GBP Libra esterlina