Entrevista completa a Juan Carlos Black Amaya: ¡ROCK IS HERE BUENOS AIRES!

Entrevista a Juan Carlos Black Amaya – Vía mail desde Concarán, en la provincia de San Luis – 12 de noviembre de 2017.

Juan Carlos “Black” Amaya nació en Buenos Aires en 1950. Su trayectoria como baterista en varias bandas históricas del Rock de la Argentina es única: La Pesada del Rock And Roll, Pappo´s Blues y Pescado Rabioso, son apenas tres de los combos notables de los que fue parte. Además, Black ha tenido infinidad de colaboraciones y varios proyectos propios en el que destaca el Black Amaya Quinteto y que hasta ahora nos ha dejado dos discos de puro rock and roll & blues.

Marcelo Lamela: Tu carrera entre los exponentes del rock clásico, hard rock y blues es de las más sobresalientes, dignas y versátiles entre los bateristas del Rock Argentino. ¿Cómo vivís la misma hoy desde Concarán (Provincia de San Luis), lugar que además le dio nombre al excelente disco debut del Black Amaya Quinteto?

Black Amaya: Muchas gracias, vivo mas tranquilo aqui en Concarán, por eso me vine, salgo a tocar dos o tres veces por año por el interior del pais y vuelvo corriendo a mi casita, jaja.

Vos fuiste uno de los habitués de La Cueva de Avenida Pueyrredón: ¿Cómo era el clima en general a medida que cada artista presentaba sus creaciones entre sus pares? ¿Era el que se muestra como típico de aquella época, esto es, de colaboración y apoyo o había alguno del que pudieras decir “ojo con éste no sea cosa que me robe una idea?” ¿O directamente eso no existía?

Bueno yo fui a la puerta de La Cueva de Pueyrredon pero no me dejaban entrar porque tenia 17 años, así que me quedaba en la vereda y escuchaba las zapadas que se hacian. Ahora, la otra Cueva –la de Rivadavia cerca de Once (Nota: Av. Rivadavia al 2300 y conocida como Cueva II)– era la de Billy Bond y ahi sí tuve más partipación porque ya era mayor y me dejaban entrar. Acompañé a Moris y tocaba con Billy antes de ser La Pesada. En esta Cueva conocí a la gran mayoria de los músicos que estaban dándole forma al Rock Nacional.

Tu etapa en La Pesada Del Rock And Roll: Vos estabas en la banda al grabar el LP Buenos Aires Blues. El 20 de octubre de 1972 se realizó el festival Jornadas Para La Juventud en el Luna Park ¿Eras parte del grupo en vivo aquel día? ¿Qué fue lo que sucedió ese día con respecto a los disturbios y la participación de Billy Bond?

Yo he tocado con La Pesada en pocos lugares pero esa noche yo tocaba con Pescado Rabioso. Después de Billy veníamos nostros y despues Aquelarre, creo. En un momento Billy le dice a la gente que se acercaran más al escenario para cantar junto a él. Se vinieron todos los que estaban atrás y aplastaban a los que estaban en primera fila del escenario, no hubo muertos pero sí varios heridos. A partir de ahí se pudrió todo y suspendieron el festival y al día siguiente los diarios criticaban muy duro lo que había pasado.

Posiblemente mi banda preferida de la carrera de Pappo sea justamente Pappo’s Blues. Vos fuiste fundador y un activo miembro de la misma. Aunque grabaste el disco debut, el 2, después te salteaste el 3, grabaste el 4 y luego no participaste hasta el 8 (a mediados de los años 90). ¡Eso sí que es Rock and Roll! Pero ¿porqué esas idas y venidas, sobre todo al prinicipio de los años 70?

Sí, me siento orgulloso de haber sido el primer baterista de Pappo’s Blues y de haber grabado seis discos con el Carpo. El que modificaba todo siempre fue Pappo, por ahí se iba de viaje a Londres o E.E.U.U. y te decia “¡¡¡me voy!!!”

Cuando volvia seguramente algún proyecto tenía y si estabas cerca tocabas seguro. Pappo era así, nunca sabías con qué te iba a salir. En esos años los grupos duraban dos años como mucho, será porque teniamos muchas ideas cada uno en lo suyo y al haber pocos músicos se formaban clanes y ahi compartíamos en alguna banda.

Más adelante con Pappo fueron soporte de The Rolling Stones y de B.B.King: me imagino las de anécdotas que tendrás. ¿Alguna que se pueda compartir?

Cuando le avisan a Pappo que seríamos parte de las bandas invitadas en los cinco River de Los Rolling nosotros estábamos de gira por Córdoba. Parábamos en la casa de Carlos Paz que era de los padres de Pappo. Estábamos tirándonos con las almohadas cuando de repente entra el manager y le dice"Pappo, te llaman de BsAs". Pappo sale y vuelve corriendo al cuarto y nos dice "¡¡¡vamos a ser soporte de Los Rolling!!!". Continuamos con la guerra de almohadas y gritando de alegría por ser convocados para semejante evento, nada menos que de los Rolling Stones, banda favorita de nuestra adolescencia. En el de caso B.B King fue más sencillo, el blues estaba de moda como en los años 70, venían todos los bluseros en los 90 y de repente aparece esta invitación, también muy bien recibida, para tocar con el Rey del Blues.

Y llegamos al maravilloso Pescado Rabioso. En los Estudios Phonalex de Belgrano –por su historia de discos grabados es uno de mis sitios preferidos de los que aparecen en esta guía– fueron donde se registraron los tres álbumes de la banda. Contaban con algunas maravillas que co-compusiste, como Despiértate Nena, Dulce 3 Nocturno, o el single Me Gusta Ese Tajo. ¿Qué recuerdos tenés de aquellas grabaciones y qué nos podés contar dela génesis de “Tajo”, de la que se dice que vos fuiste el combustible principal detrás de la idea?

Para mí también, Phonalex es unos de lugares que más quiero y donde tengo buenos recuerdos con los muchachos de Pescado. Me acuerdo de Norberto Orliac, el ingeniero de grabación, no lo vi nunca más, me hubiera gustado saber de él. Entrábamos a las 10 de la mañana y nos íbamos al anochecer; se grababa rápido, en primeras o segundas tomas. Así salían los temas, se grababa a cinta y si te equivocabas tenías que volver a empezar el tema de nuevo. En los intervalos de los ensayos, yo por ahí agarraba un bajo y me ponía a tocar algo sin saber qué era… o la guitarra,para practicar los primeros tonos que me enseñaba el Bocón Frascino. Dulce 3 Nocturno lo empecé yo tocando Fa y Do y repetía… al instante Me Gusta Ese Tajo: los tonos los puse yo y se sumaron Bocón y Luisito. En Despiertate Nena, mientras el Flaco dibujaba la tapa del Pescado 2, yo estaba tocando los primeros tonos y preguntándole a Luisito.De vez en cuando me surgía alguna duda y él me iba diciendo "poné los dedos allá o allá"... Después él, en un ratito, lo terminaba. Muy pocos temas disfruté grabando. Yo era muy exigente conmigo mismo y nunca me gustaba como había quedado lo que yo hacía, entonces venía Luisito y me decia "está bien lo que tocaste; dale, vamos, hagamos otra toma" y quedaba seguro... Nunca una pelea o un disgusto cuando se grababa, éramos muy amigos y afectuosos… cero egos.

¿Cómo fue que Artaud terminó siendo prácticamente un solista del Flaco Spinetta y el único del que no fuiste parte?

Artaud era el 4º disco que estaba en el contrato con Microfrón al separarnos, y que quedó sin grabar. Por eso es que Luis Alberto reúne a los músicos más cercanos para poder grabarlo. Los temas Supercheria, Cementerio Club, Bajan y Todas Las Hojas Son Del Viento, fueron temas que tocamos en trío con el Bocón Frascino en los comienzos de Pescado, y que habían quedado afuera de los otros discos grabados.

Viendo la fama obtenida por ese disco a lo largo de los años, y más allá de que a lo mejor a tu carrera no le falta una “medalla” más para ser excepcional, ¿te arrepentís de no haber sido parte de Artaud?.

Fue un disco muy bueno. Cuando lo escuché me dieron ganas de volver a Pescado pero ya era tarde, me di cuenta que estaba arrepentido por haberme ido de la banda. A muchos les gustó el disco pero también están Desatormentándonos y Pescado 2 (doble), discos en donde Luis Alberto se convierte en guitarrista de Blues y Rock siendo la banda más rockera en la que tocó. Aparte, Artaud tuvo más repercusión tambien porque Cerati grabó "Bajan" y lo hizo mas contemporáneo.

Contanos por favor tu experiencia en el concierto en el estadio de Vélez para Spinetta y Las Bandas Eternas.

Fue un sueño hecho realidad volver a tocar con Pescado Rabioso y reencontrarme con los muchachos, aunque siempre nos cruzábamos en algún lugar. Fue una experiencia hermosa ser parte de la trayectoria de Luis Alberto, tanto en los ensayos como tocar en Vélez, siempre en un clima de mucho amor y compañerismo entre los músicos. Bueno, es lo que generaba Luisito en todas sus formaciones.

Para terminar: ¿qué lugar histórico de Nuestro Rock en la Ciudad de Buenos Aires no se puede perder de visitar un turista musical, a tu criterio?

Bueno, para mí hay varios, La Perla de Once –aunque ahora hay una pizzería–, Plaza Francia, el café y bar La Paz de Av Corrientes (Nota: bar en la esquina de Corrientes y Montevideo, muy conocido por su movida política, reuniones de rockeros y las visitas de Tanguito a sus mesas de billar), el Teatro Gran Rex, el Ópera... Fuimos de los primeros, junto a otras bandas de rock, en tocar en esos teatros a las 11 de la mañana. La Avenida Corrientes y el Obelisco… esa zona, y la recuerdo con mucho cariño.

Leave a reply