Drenge es una de las pocas bandas surgidas en el Rock Inglés en el último lustro con cierto éxito que mete algo musicalmente más sanguíneo que el promedio. Mientras algunos nos quieren hacer creer que hay un montón de buenísimas bandas apareciendo, la realidad es que el panorama es cada vez más light y chato y es como que la vara se baja demasiado  y se es cada vez menos exigente. Si no, no se explica que el hip hop reine en los charts o que cada vez que un clásico de décadas del Rock Británico lanza un álbum, llegue al podio de los más vendidos. Bueno, ésto último es más comprensible.

O que un disco apenas OK como el nuevo de los Arctic Monkyes -con todo lo que los queremos-, Tranquility Base Hotel + Casino, parece que fuera una obra descomunal. Lindo, claro, pero sin sobresalto alguno. De hecho si lo comparamos a la banda de sonido de Submarine a cargo del “otro” solista de Alex Turner, Tranquility queda en segundo puesto cómodo.

Nadie dijo casi new age, eh.

Entonces cuando aparece un grupo que parece estar más vivo que la mayoría, hay que avisarle a la gente para que preste atención. Y Drenge, oriundos de Derbyshire ellos, lanzan su primer EP tras su doblete de álbumes con los que se presentaron en sociedad (Drenge, de 2013 y Undertow, del 2015). El EP (por Extended Play) se llama Autonomy y verá la luz en octubre próximo.

Acá tenés un anticipo llamado Before The War Begins. Como para ir empezando -apenas una sugerencia- a darles un poco de bola si es que todavía no empezaste.

Elige tu moneda