No apto para cardíacos. Ni billeteras livianas.

El legendario guitarrista de Pink Floyd, David Gilmour, pondrá a la venta diversas guitarras de su colección personal mediante una subasta de la casa Christie’s.

La venta de los emblemáticos instrumentos tendrá lugar en la ciudad de Nueva York el 20 de Junio. Las ganancias obtenidas se distribuirán mediante la fundación de Gilmour para ayudar a diversas causas como la falta de alimentos, los desplazados por conflictos y la gente sin hogar. Se estima que los precios de las guitarras oscilan entre $300 y $150 mil dólares.

Las guitarras a la venta son 120, la colección se compone de diversas guitarras Fender: Broadcasters, Esquires, Telecasters y Stratocasters. Esta es la venta más grande de guitarras que se hayan ofrecido en subasta

Al respecto David Gilmour comenta:

Estas guitarras han sido buenas conmigo y muchas de ellas me han regalado grandes piezas musicales a lo largo de los años. Han desquitado su valor muchísimas veces, pero ya es momento que se vayan. Las guitarras fueron fabricadas para ser tocadas y es mi deseo que donde quiera que terminen, continúen dándole a sus dueños el don de la música. Al subastar estas guitarras espero poder ayudar a los que lo necesitan y a través de mi fundación hacer algo de bien en este mundo. Será doloroso verlas partir y quizás algún día pueda saber donde están un par de ellas y ¡comprarlas nuevamente!

Entre las guitarras a subastarse están la legendaria Fender Stratocaster negra (conocida como la “Black Strat”) que ha sido utilizada en temas mundialmente famosos como “Money,” “Shine On You Crazy Diamond” y “Comfortably Numb” entre otras, lo cual ha hecho que esta guitarra tenga su propio libro.

De igual forma se encuentran en la subasta la Stratocaster que tiene el número de serie 0001, la guitarra de 12 cuerdas con la que compuso “Wish You Were Here” y la Ovation de seis cuerdas con la que a tocado “Comfortably Numb” en casi todas sus presentaciones en vivo.

Además de proporcionar ayuda, Gilmour califica su proceder como una especie de “limpieza de la casa”. De hecho ha planeado hacerlo desde 1987 pero no había tenido la oportunidad de hacerlo. Al respecto comentó: “No quiero envejecer demasiado y tener una enorme colección de guitarras guardadas. Francamente muchas de ellas son guitarras que no tengo tiempo de tocar lo suficiente, espero que le den más alegría a otras personas”.

Aquí algunas de las guitarras más destacadas de la colección de David Gilmour:

La Fender Stratocaster negra de Gilmour de 1960 es sin duda la joya de la corona. Fue obtenida en 1970 en la tienda Manny’s de la calle West 48th en Nueva York. Se estima que su precio en subasta será entre $100 mil y $150 mil dólares. Esta guitarra se volvió el instrumento principal de Gilmour para conciertos y grabaciones durante 15 años y ha sido modificada varias veces para ajustarse a la forma de tocar del guitarrista y algunos requerimientos escénicos. La guitarra se puede escuchar en canciones como “Money,” “Shine On You Crazy Diamond” y el solo tan característico de “Comfortably Numb”. Fue un instrumento central para el desarrollo del sonido de Pink Floyd y contribuyó en las grabaciones de álbumes históricos como The Dark Side of the Moon (1973), Wish You Were Here (1975), Animals (1977) y The Wall (1979). Gilmour también la utilizó en los álbumes de su carrera como solista: David Gilmour (1978), About Face (1984), On An Island (2006) y Rattle That Lock (2015).

Fender Stratocaster blanca de 1954. El número de serie de este instrumento es el 0001. De igual manera se estima que se venda por $100 mil o $150 mil dólares. Esta guitarra fue usada para grabar “Another Brick In The Wall (Parts Two and Three)” y también en el concierto.

Esta Gibson Les Paul de 1955 fue usada en 1979 para grabar el solo de la canción “Another Brick In The Wall (Part Two)” se estima que obtenga por ella entre $30 mil y $50 mil dólares.

Una Gretsch White Penguin 6134 muy rara, obtenida por Gilmour que forma parte de su colección privada. Su precio estimado también es de entre $100 mil y $150 mil dólares.

Una Candy Apple Red Stratocaster 57V de 1984. Su valor estimado es de $15 mil a $25 mil dólares. Esta fue la guitarra principal de Gilmour durante los 80 y 90. La guitarra se ultilizó para grabaciones y giras de los álbumes A Momentary Lapse of Reason (1987) y The Division Bell (1994) de Pink Floyd.

Una Fender Stratocaster de 1954. Su precio estimado entre $50 mil y $70 mil dólares. Se cree que forma parte de un grupo de Stratocasters que fueron fabricadas por Fender antes de que comenzaran formalmente a producir masivamente de forma comercial.

Fuentes: Christie’s & Convoy

Elige tu moneda
GBP Libra esterlina