Tiene la lógica de los extremos: mientras el potente grunge surgido en EEUU se deshilachaba por muertes prematuras y letras deprimentes -más allá de un sólido legado musical gracias a algunas bandas notables- el Britpop se levantaba desde UK para reemplazarlo como el nuevo movimiento musical preponderante a fuerza de guitarras y melodías irresistibles. Y alegría. El efecto contrario en forma de reacción al mensaje.A mediados de 1995 el cetro de dominio de la música internacional ya había

Elige tu moneda