Que The Rolling Stones nacieron como una banda inspirada en el blues estadounidense no es novedad, así como que Buddy Guy es uno de los más increíbles guitarristas eléctricos que dio la historia. El propio Hendrix se desviaba a veces de su ruta para poder verlo cuando se enteraba que el gran Buddy estaba por dar un concierto en algún lugar relativamente cercano.

Este 14 de septiembre, Chicago Plays the Blues celebra la conexión de los Stones con la comunidad de blues de Chicago.

Disfrutá de esta joya grabada por Buddy -y alguna ayuda de Mick Jagger en armónica- del tema hit Stone de 1973 Doo Doo Doo Doo Doo (Heartbreaker).

Tracklist

  1. Let It Bleed – John Primer. 2. Play With Fire – Billy Boy Arnold. 3. Doo Doo Doo Doo Doo (Heartbreaker) – Buddy Guy con Mick Jagger. 4. (I Can’t Get No) Satisfaction – Ronnie Baker Brooks. 5. Sympathy For The Devil – Billy Branch. 6. Angie – John Primer. 7. Gimme Shelter – Leanne Faine. 8. Beast Of Burden – Jimmy Burns. 9. Miss You – Mike Avery. 10. I Go Wild – Omar Coleman. 11. Out Of Control – Carlos Johnson. 12. Dead Flowers – Jimmy Burns
    Chicago Plays the Stones Buddy Guy, Vocals & guitar/Mick Jagger, vocals & harmonica Raisin’ Music Records – Worldwide release date: September 14th 2018

    “Los Stones vinieron de Inglaterra

    después de que empezaron a vender cantidades de discos

    y nos dijeron a los propios estadounidenses lo que éramos […]

    Sin esos tipos todavía seríamos,

    supongo,

    menos conocidos de lo que somos hoy… “

    Buddy Guy

    Los artistas en el disco

    • John Primer. Tomó prestada una guitarra a los 8 años, aprendiéndola a tocar escuchando a Jimmy Reed, Muddy Waters, Little Milton, Elmore James y B.B. King en la radio de su abuela en Camden, Mississippi. Estuvo contratado por una serie de leyendas de blues durante varias décadas, tocando en las bandas de Willie Dixon, Magic Slim y Muddy Waters, quien fue su mentor y figura paterna. Su disco tributo a Muddy Waters: Muddy Waters 100, fue nominado para un premio Grammy en 2016.
    • Billy Boy Arnold. Uno de los últimos bluesman originales del Chicago Blues. Armonicista, cantante y compositor. De los exponentes más importantes y preciados de la música norteamericana que se realiza en la actualidad.
    • Buddy Guy. Es considerado el rey del Chicago blues. Es reconocido como uno de los mejores guitarristas de todos los tiempos. Él ha conservado la tradición del blues eléctrico de Chicago, forjada por artistas como Muddy Waters y Howlin ‘Wolf, en el proceso inspiró el gusto de Jimi Hendrix, Keith Richards y muchos otros. Eric Clapton lo ha llamado el “mayor guitarrista vivo”. Fue un guitarrista de sesión de la Chess Records y grabó con Junior Wells en Delmark Records, antes de salir por su cuenta para convertirse en un ícono de la música estadounidense.
    • Ronnie Baker Brooks. Es hijo del reconocido bluesman Lonnie Brooks. A partir de los 19 años de edad, Ronnie y su padre se unieron para comenzar a recorrer el mundo juntos. Ronnie ha tocado con algunos de los nombres más legendarios en el blues: B.B. King, Buddy Guy, Koko Taylor, y Eric Clapton entre otros. Sus discos en solitario superan la división generacional, fusionando hip-hop y rap con el blues más tradicional.
    • Billy Branch. Fue descubierto por Willie Dixon mientras Billy todavía estaba en la universidad. Después de graduarse, en lugar de ir a la escuela de derecho, Billy se fue de gira por 6 años con la Chicago All-Stars de Willie Dixon, y así obtener un doctorado en el blues. Desde entonces, Billy ha tocado en más de 150 grabaciones diferentes con muchos artistas, desde Johnny Winter a Lonnie Brooks hasta Taj Mahal. Además de ser un intérprete importante en la escena del blues de Chicago, Billy es un profesor, enseñando cómo tocar la armónica a los niños. Su internacionalmente reconocido programa “Blues in Schools” se ha comprometido a enseñar a jóvenes y adultos, acerca del blues como las raíces de la música estadounidense.
    • Leanne Faine. Sus habilidades vocales datan de su tiempo en los coros de la iglesia de Inkster, Michigan, donde las canciones góspel tradicionales del difunto reverendo James Cleveland y la evangelista Shirley Caesar fueron fuertes influencias en su vida y su carrera musical. Se trasladó a Chicago y grabó con varios grupos y coros de la iglesia. Allí conoció al reverendo Milton Brunson y a los Thompson Community Singers, también conocidos como los Tommies. Fue su principal vocalista. Una voz potente en el estilo tradicional del góspel.
    • Jimmy Burns. Hermano menor del bluesman Eddie Burns, se inició tocando soul en la industria de la grabación, luego se retiró del estilo de vida de músico para criar a su familia. Regresó a la escena para cantar y tocar el blues en los años noventa. Lanzó su esperado álbum de debut, Leaving Here Walking, en 1996.
    • Mike Avery. Las raíces del blues corren profundamente por sus venas. Apareció en el West Side de Chicago en el mismo lugar que su primo, el titán del blues Magic Sam. Cuando era adolescente, disfrutaba de las ventajas de compartir reuniones con artistas como Otis Clay, Tyrone Davis y Betty Wright, quienes tocaban blues a menudo para los asistentes. Ha pasado gran parte de su carrera, centrado en la creación de rhythm & blues y música soul, pero su corazón siempre ha estado con el blues.
    • Omar Coleman. Este armonicista arraigado en la tradición del blues de Chicago, muestra una admiración profunda para Junior Wells, Little Walter, Sonny Boy Williams, y Snooky Pryor. Se basa en el ryhthm & blues, folk, funk, soul y góspel, para crear su sonido distintivo e intoxicante.
    • Carlos Johnson. Es considerado uno de los guitarristas de blues más distinguidos en el mundo de hoy. Durante más de 20 años, antes de convertirse en el líder de su propia banda, estuvo participando con muchos de los grandes nombres del blues, con quienes viajó por el mundo. Combina el sonido profundo y crudo del blues del estilo tradicional de Chicago con un fraseo jazzístico que le da un sonido más contemporáneo. Su voz personal y poderosa, junto con su carismática presencia en el escenario, lo convierten en uno de los artistas más emocionantes del blues actual.
    • Bob Margolin. Guitarrista, cantante y compositor, nativo de Boston. A los 15 años, se inspiró en Chuck Berry para conformar bandas locales de rock y blues. En 1973, Muddy Waters lo reclutó y Bob recorrió el mundo por más de ocho años. En 1975, tocó en el disco final de Muddy en Chess Records, ganador de un premio Grammy, junto a Paul Butterfield y Levon Helm y Garth Hudson de The Band. Al año siguiente, actuó con Muddy en el concierto de despedida “Last Waltz” de The Band. Después de grabar otro puñado de discos con Muddy, formó su propia banda. A mediados de los 90 comenzó una segunda carrera, ahora como periodista musical.
    • Felton Crews. Su impresionante gama y la flexibilidad musical le llevaron a ser muy solicitado entre los mejores músicos del mundo a través de múltiples géneros. Cuando Miles Davis grabó su álbum de regreso, The Man With the Horn, Felton fue el primer bajista al que llamó, y en 1986, se unió a la banda de gira de Miles. Felton también ha tocado con artistas soul y blues como Otis Clay, Otis Rush, Junior Wells, Son Seals, Billy Boy Arnold y Charlie Musselwhite entre muchos otros. Ganó una nominación al Grammy en 2010 por su trabajo en el álbum, The Chicago Blues: A Living History.
    • Johnny Iguana. Es uno de los pianistas de blues más consagrados en el Chicago hoy. Fue criado en Filadelfia, donde dirigió sus propias bandas desde que era un adolescente antes de trasladarse a Nueva York. Fue allí donde Johnny fue contratado por Junior Wells a los 23 años. Siguió a Junior a Chicago, donde ha vivido desde entonces. Grabó y viajó por todo el mundo con Junior durante tres años. Johnny también ha viajado o grabado con Buddy Guy, Otis Rush, Koko Taylor, Carey Bell, Lil ‘Ed, Otis Clay, Lonnie y Ronnie Brooks, Sugar Blue y muchos más.
    • Kenny “Beedy-Eyes” Smith. Creció en Chicago en la casa donde Muddy Waters alguna vez vivió. Su padre, Willie “Big Eyes” Smith, tocó la batería en la banda de por décadas. Pasó su infancia rodeado de iconos del blues. Ha hecho su nombre como un músico de estudio excepcional. Entre sus muchos colaboradores y amigos se encuentran nombres como Honeyboy Edwards, Pinetop Perkins, Buddy Guy, Billy Boy Arnold, Taj Mahal, Junior Wells, Koko Taylor, Muddy Waters, Keb Mo, Luisiana Red, y Jimmy Rogers, por nombrar sólo algunos.
    • Vincent Bucher. Aprendió a tocar la armónica a la edad de dieciséis años y fue rápidamente reconocido como un armonicista de talento extraordinario. Comenzó a acompañar a los grandes de blues incluyendo a: Luisiana Red, Jimmy Johnson, Sonny Rhodes y otros. Ha dirigido sus propios grupos durante más de tres décadas y ha tocado extensamente con artistas africanos en toda Europa, África y Estados Unidos.

    Fuente: http://chicagoplaysthestones.com/

Elige tu moneda